CENA EN HUESCA

En las dos últimas ediciones aplicamos la fórmula (vluntaria) de disponernos pafra la marcha con una buena cena en Huesca. Nuestro embajador oscense Sigfredo Arrieta localizó un excelente local a buen precio y con gran calidad. La cena nos permite establecer una buena relación previa y coger las fuerzas necesarias para rodar durante la noche. Es un momento muy agradable.

Como buenos pagadores que somos, los comensales pagaremos en parte esos platos, ya que El Pedal Aragonés, dentro de su modestia económica, bastante más solícito que los entornos institucionales, asumirá parte del menú.

 

Esa cena-reunión tendrá lugar en el Restaurante - Bar París de Huesca, en pleno centro urbano. Allí nos dirigiremos después de descargar las bicicletas del bus en Huesca. Trataremos de amarrarlas para que ningún oscense se confunda con la bicicleta de su abuelo y se lleve alguna máquina.

Finalmente, cuando nos echen del Restaurante París, daremos una vuelta al Circuito del Gran Premio de San Lorenzo, una añeja carrera que organiza el CC Oscense cada año por el corazón de Huesca durante las Fiestas de San orenzo. Entre sus vencedores ( hace de eso más de sesenta años) figura nuestro querido pionero y presidente, Adolfo Bello. Seguramente, Adolfo, además de narrarnos su dos victorias, nos contará también cómo en un sprint fue a parar sobre las mesas de uno de los veladores con espectadores tomando el vermú.

Seguidamente iremos a la Plaza de Navarra, ante el Majestuoso edificio del Casino Mercantil, para tomar un café de ruta y salir hacia Almudévar. El resto ya se sabe, pedaleo, trenza de Almudevar, más pedaleo y huevos fritos con jamón en Villanueva de Gállego, antes de acceder a Zaragoza por el Puente de Piedra. 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now