EDOARDO BIANCHI, UN HOMBRE QUE REVOLUCIONÓ EL DESPLAZAMIENTO HUMANO

 

 

    La Historia no ha hecho justicia con la figura de Edoardo Bianchi. Sus aportaciones al universo del desplazamiento humano no han sido suficientemente evaluadas. Si lo asociásemos desde el punto de vista mecánico y creativo a Henry Ford, se podría decir que ambos constructores forman un dúo inigualable en la historia del desplazamiento moderno del hombre. El nombre de Bianchi ha perdurado asociado a un color ·el "Azul Bianchi" y a una prestigiosa marca de bicicletas, pero sus aportaciones al mundo de la locomoción han sido extraordinarias. 

    Magníficamente dotado para la actividad mecánica, EdoardoBianchi nació en Milán el 17 de julio de 1865 y falleció en Varese en 1946 a los 81 años de edad. Su  entrada en el mundo de la bicicleta tiene lugar cuando este invento todavía no había alcanzado su gran desarrollo, hecho al que sin duda contribuyó Bianchi con sus diversas aportaciones. En su tienda-taller de Via Nirone, en Milán, aplica su ingenio al incipiente invento del francés Michaux, unos veinte años antes. BIanchi se incorpora a la bicicleta en un momento decisivo cuando la transmisión se desplaza a la rueda trasera, dejando las dos ruedas simétricas, bajando la caja pedalier tras ponerse en acción la cadena transmisora que había sido inventada poco antes en Francia. Se diría que Bianchi aplica sus excelentes dotes mecánicas a perfeccionar como ningún otro la bicicleta. Así en 1988 crea la primera llanta con rueda circular poco después de que Dunlop inventase el neumático.

    En 1985 fue llamado por la reina Margarita al Palacio Real de Monza para mostrar el funcionamiento de la bicicleta e instruirla en el manejo de la misma. A raíz de este suceso Bianchi estudió un cuadro específico para ella y fabricó el primer cuadro de mujer. En 1901 aplicó a sus bicicletas la transmisión cardan y en 1913 el freno delantero. En esa época sus bicicletas ya eran portadas por los grandes campeones italianos. 

Edoardo Bianchi inventa también la bicicleta plegable. Eso ocurre cuando el Ejército italiano saca a concurso la dotación de bicicletas al Regimiento de los Bersaglieri, un cuerpo de gran movilidad movilidad. Bianchi gana el concurso y fabrica una de las bicicletas más famosas de cuantas hayan existido "la bersaglieri", que se plegaba y podía llevarse a la espalda.

    Sin embargo Edoardo Bianchi siguió investigando y tras aplicar un motor a sus bicicletas reforzadas (motobianchi) en 1899 fabricó su primer coche, un carro motorizado con un motor de un solo cilindro.  Siguió desarrollando su ingenio en ese campo y junto a Guisepe Merosi (Alfa Romeo), entre 1906 y 1909 fabricó motores para coches de competición, como los de ocho litros. En 1915 lanza un utilitario de dos plazas llamado el S1, e iniciador de una saga de modelos hasta 1934 en que fabricó el S9.

    En medio de ese periodo fabricó también vehículos de guerra para la I Guerra Mundial, así como vehículos de gran lujo, como el S18. Tras su muerte en 1945, a causa de un accidente, su empresa paso a ser Autobianchi al firmarse un acuerdo con Pirelli. Precisamente para el ejército fabricó lo que se podría considerar la primera versión de una bicicleta todo terreno o BTT. En 1914 Bianchi fabricaba 45.000 bicicletas, 1.500 motos y 1.000 automóviles.

    A partir de este momento la marca de bicicletas Bianchi potencia de forma extraordinaria sus patrocinios ciclistas invirtiendo grandes sumas en proteger a grandes campeones como fue el caso de Fausto Coppi, o en la creación de grandes equipos profesionales.

    Al margen de la trayectoria empresarial del propio Edoardo Bianchi, como la ejercida por los sucesores al comando de la marca que lleva su nombre, los amantes de la bicicleta nos quedamos con el espíritu mecánico de este gran creador y por supuesto con la defensa que la marca Bianchi ha hecho históricamente con el deporte ciclista a lo largo de los 131 años de su historia.

    La Marcha Biciclásica Edoardo Bianchi no es un hito megaciclístico. No es una convocatoria multitudinaria ya que en España no existe todavía ese espíritu con el ciclismo retro. Es un homenaje a la figura del creador de las bicicletas Bianchi y a la propia marca italiana, cuya notoriedad, proyección y prestigio universales vienen dados en la actualidad por su compatriota Salvatore Grimaldi. 

 

La ubicación en el Camo de Cariñena de esta modalidad de ciclismo "Eroico" (1) supone un asentamiento ideal para desarrollar una modalidad que desde su aparición en la región de Chianti, en la Toscana, ha mantenido una vinculación especial con el paisaje de la vid y el espíritu del vino.

 

AG

Edoardo Bianchi

Fausto Coppi

La mayor parte de la vida deportiva del Campeonisimo italiano estuvo patrocinada por Bianchi

Fausto Coppi

La mayor parte de la vida deportiva del Campeonisimo italiano estuvo patrocinada por Bianchi

© 2023 por PEQUEÑA MARCA. Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now